Un CFA® Charterholder es uno de los pocos candidatos que termina con éxito un programa de estudio desarrollado durante un mínimo de tres años y que se ha enfrentado en ese periodo al menos a tres pruebas de nivel de seis horas de duración cada una.

El CFA® Charterholder es un licenciado (en muchos casos tienen un Máster también) con una experiencia profesional mínima de cuatro años en la industria de la inversión y que demuestra anualmente que cumple con el estricto Código Ético del CFA Institute.

 

Conocimientos profundos multidisciplinares

Tiene una sólida formación teórica y práctica en: gestión de riesgos, análisis y elaboración de informes financieros, corporate finance, renta fija, renta variable, derivados, activos alternativos, métodos cuantitativos, economía, corporate governance, gestión de carteras, planificación patrimonial y elaboración de carteras privadas, y medición de rentabilidades.

Invierte en mantener sus conocimientos actualizados gracias al acceso que CFA Institute le proporciona a una amplísima y vanguardista gama de herramientas, recursos y técnicas de gestión para mantenerse al día en las últimas novedades de la industria financiera.

 

Perspectiva global y local

Combina la perspectiva global que le proporciona el ser miembro de una comunidad de inversores global con la perspectiva local aportada por CFA Spain y su experiencia profesional doméstica.

Pertenece a una organización internacional, CFA Institute, con casi 150.000 miembros en más de 163 países y reconocida como voz de referencia en ética e integridad de los mercados financieros.

Dispone de una amplia red de contactos profesionales de la más alta cualificación.

 

Perfil profesional completo

Ha desarrollado una mente analítica muy rigurosa que le permite tomar decisiones meditadas y cuidadosas orientadas en todo momento al beneficio de sus clientes.

Como profesional experimentado ya ha desarrollado habilidades personales y organizativas.

Gracias a su excelente formación tiene una enorme versatilidad y capacidad para cubrir una amplia gama de perfiles profesionales, desde puestos de analista junior a puestos de dirección ejecutiva en múltiples áreas.